brotes

brotes

Soy una perezosa, me encanta dibujar desde la cama o estar cacharreando con el ordenador tumbada. Pasar los sábados en pijama mientras busco un montón de cosas bonitas, imaginar con los ojos abiertos o cerrados el resultado, vamos.. soñar despierta.  Y entre soñar y soñar pues también toca hacer, que sino se queda todo en las nubes y las nubes necesitan llegar a la tierra en gotitas para dar su fruto.
Llevo una temporadita súper-mega enamorada de las plantas. Planto semillitas y las riego y las miro y las miro y luego me canso porque no crecen y se me pasa regarlas y se me secan las plantinas. Así que he vuelto otra vez a retomar la siembra, buscaré información (probablemente para no hacer caso luego, o si, quien sabe) para ver si esta vez florece algo.

Este síndrome de “plantiógenes” me esta llevando a invadir la casa, el jardín y lo que me dejan de verde. También me esta enseñando a tener paciencia, a imaginar e investigar nuevas plantitas y a sentirme unida a ellas como si fueran de la familia y entender un poco más esto de los ciclos de la vida.
Un beso

2 Comments
  • Anónimo
    Posted at 17:37h, 08 junio

    Mi forma de ser despistada no va bien co llas plantas,lo que no quiete decir que no tenga 2,una de regalo (una supeviviente) y un poto que no crece,mira al norte y echa de menos el sol.Buenos días,tardes buenas vengas detrás.Chao!

  • monse conchello
    Posted at 10:55h, 01 octubre

    Pues a mi me da por buscar su nombre en latín y colocarle su etiqueta, leerla de vez en cuando para recordar su nombre.